domingo, abril 18, 2010

Hamlet

HAMLET
Descargar resumen
Autor: William Shakespeare, poeta y dramaturgo; 1564- 1616. Otras obras: Ricardo III, La fierecilla domada, Romeo y Julieta, El mercader de Venecia, Sueño de una noche de verano, Julio César, Macbeth, Otelo, El rey Lear, Antonio y Cleopatra.
Género y corriente: Tragedia isabelina.
Estructura: Drama en cinco actos, en verso.
Sinopsis: Llevado por su ambición y sensualidad, Claudio ha matado a su hermano, el rey de Dinamarca, vertiéndole un veneno en el oído mientras dormía luego de un festín. Al mes de estos sucesos, Claudio ha usurpado el trono y, sin respetar las costumbres, se ha casado con Gertrudis, la viuda del rey asesinado. Una noche, dos meses después de aquel crimen, el espectro del viejo rey se aparece a su hijo Hamlet en la muralla del castillo de Elsinore, le refiere las circunstancias del delito cometido en su perjuicio y pide venganza. Hamlet, apenado y sombrío por la muerte de su padre y las segundas nupcias de su madre, promete obedecer, pero su naturaleza melancólica y contemplativa le hace ser indeciso y le lleva a diferir la acción. Mientras tanto, se finge loco para evitar la sospecha de querer atentar contra la vida del nuevo rey. En el palacio todos creen que ha turbado su mente el amor de Ofelia —la joven y hermosa hija del chambelán Polonio—, a quien antes cortejó y ahora trata cruelmente. Hamlet intenta probar la veracidad del relato del espectro haciendo representar ante el rey Claudio un drama —el asesinato de Gonzago—, reproduciendo fielmente las circunstancias del delito de aquél. A la vista del espectáculo, Claudio no logra dominar la agitación que lo delata.
En una escena, Hamlet enfrenta y reprocha a su madre haber olvidado tan pronto a su primer esposo y su falta de pudor por haberse casado con su cuñado al mes apenas de enviudar; al mismo tiempo, al suponer que Claudio está escuchando detrás de una cortina, desenvaina la espada y atraviesa el tapiz, pero es Polonio quien está oculto y es a él a quien mata.
El rey, convencido de que Hamlet constituye un serio peligro, decide eliminarlo y lo envía a Inglaterra acompañado por dos cortesanos, Rosencrantz y Guildenstern, portadores de una nota de Claudio dirigida a su colega británico donde le pide matar a Hamlet en cuanto llegue; pero unos piratas capturan al príncipe y lo devuelven vivo a Dinamarca. A su retorno, Hamlet va al cementerio en el momento de los funerales de Ofelia quien, habiendo perdido la razón por el dolor de la muerte de su padre y por el viaje del príncipe hacia tierras tan lejanas, se ha ahogado; además, el hermano de la joven, Laertes, ha vuelto para vengar la muerte de Polonio. Hay un enfrentamiento y riñen Hamlet y Laertes; son separados por orden del rey quien, aparentemente, quiere apaciguarlos y reconciliarlos. Pero en secreto, trama una nueva intriga: revela a Laertes el nombre del asesino de su padre y lo incita a vengarse, para ello le propone rivalizar con Hamlet en una partida de armas, con cualquier motivo, para sellar el perdón. El enfrentamiento se lleva a cabo, pero al realizarse, Laertes utiliza una espada con la punta envenenada y con ella atraviesa a Hamlet. Sin embargo, éste, antes de morir, hiere mortalmente a Laertes y mata a Claudio, en tanto que Gertrudis bebe sin darse cuenta la copa con veneno que estaba destinada a su hijo. El drama concluye con la llegada del puro y recto Fortimbrás, príncipe de Noruega, designado como soberano del reino.
Aparte de la magnífica descripción de Hamlet como personaje —complejo y profundamente contradictorio—, esta obra destaca por la magistral creación dramática en conjunto. Además, en su concepción moral, sigue los lineamientos éticos de William Shakespeare desarrollados en su teatro: el triunfo del bien y de la justicia sobre el crimen y las fuerzas negativas que siempre amenazan el orden universal.
La verdadera tragedia de Hamlet reside en haber muerto cuando ya había madurado lo suficiente para ser un buen rey.

1 comentario:

Eduardo Arcos dijo...

Siempre k se habla d shakespeare,solo biene a la mente Romeo y Juliete.